VINTE ANOS DA NONA GERAÇÃO NO BRASIL- Prólogo e Tradução de Floriano Martins

Prólogo e Tradução de Floriano Martins

NOTAS DE ACCESO

(uma galeria marginal de tipos)

Quantos personagens pontuam nossa existência com a lucidez fantasiosa de suas influências? Quantas vezes nos sentimos como protagonistas da mais absurda ficção?  Creio que mais nos identificamos com a irrealidade suposta do ficcional do que propriamente nos reconhecemos em um ou outro personagem, esta última me parecendo quase sempre uma leitura meramente intelectualizada do assunto. De fato, consideramos mais irreal nossa existência do que real a ficção. A medida da realidade estaria então no grau do relacionamento do homem consigo mesmo. Indagar “como se faz um conto”? equivale a buscar um padrão de realidade. Continuar a ler “VINTE ANOS DA NONA GERAÇÃO NO BRASIL- Prólogo e Tradução de Floriano Martins”

POEMAS DE CARLOS BARBARITO & COLAGENS DE SERGIO BONZÓN

Sergio Bonzón

Anunciado y sucedido…

Anunciado y sucedido el final:
cae lo que se sostenía en el aire,
el trapecista con su trapecio,
el ave con su respiración y su ala.

©Carlos Barbarito

—-

Lengua para hablar…

Lengua para hablar, y al hablar la llamo.
Pero no acude, como si en su actual condición
tuviese otro nombre. Tal vez
lo que cambió fue mi lengua,
se volvió a sus oídos irreconocible.
Callo. Para no caer, trazo, con tiza,
signos sin sentido alguno en una pizarra;
abrazo una fe a la que hasta una rata rechazaría
y bebo de un vaso vacío, a pequeños sorbos,
a la hora en que el alba es una hipótesis.

©Carlos Barbarito

—-

Sergio Bonzón

Qué es este juego que esconde?…

Qué es este juego que esconde
la carta más valiosa, no da
sino informes, vías ciegas, nebulosas;
por qué la letra no se vuelve yesca,
por qué apenas salido me extravío;
debajo del suelo, raíces que no atinan
a beber aire del aire, luz de la luz,
tal vez la razón esté en la pila primera,
en la primera canícula, en la primera lluvia;
qué es esta fórmula que abdica
apenas el cuerpo se enfrenta con su sombra,
adverbio torcido en una boca entreabierta,
bandadas que rozan la fronda
y se alejan para no regresar
o para regresar con noticias
de un cielo blanco, quieto y blanco…

©Carlos Barbarito

Sergio Bonzón

¿El unánime avance del incendio…?

¿El unánime avance del incendio hacia las nubes?
¿Y la conversación acerca de tensas cuerdas,
de inauditas alegorías, de peces entrando
en cardumen en el ojo?
Saltaré –me digo- sobre las vías muertas.
Perpetuado el recuerdo del olor de la primera leche,
del primer unicornio y la primera marea.
¿Qué persiste y qué se evapora?
Lo que persiste es el vestigio.
Lo que se evapora, la apoyatura.

©Carlos Barbarito

—-

Sergio Bonzón

¿Qué ojo está lo suficientemente lejos?…

¿Qué ojo está lo suficientemente lejos

de la ceguera? ¿Qué cabeza, de la locura?

¿Qué sosiego, del cansancio?

Oficio que fatiga, que sucumbe al primer picotazo.

¿Qué es lo que no trastorna,

derrotada la ilusión, convertido en mundo el paisaje,

en herida lo que era sapiente por traslúcido,

verdadero por sólo estar ahí, al alcance de la mano?

Ave descaderada, sin posibilidad de vuelo.

Pasadizo a ninguna parte, a oscuras.

Escribo y pienso en una inmensa ausencia.

¿Qué crédito para esta latitud al margen,

para este silencio que ensordece,

esta falaz descendencia sin cópula?

——

¿Qué, en lugar de revelarme?…

¿Qué, en lugar de revelarme a los ojos de los demás,
me oculta cada vez más hasta hacerme casi invisible?
¿Por qué lo que antes me estremecía
ahora me desconcierta? ¿Por qué
la carcajada se convirtió en extenuación
y el arte en abismo donde se arremolinan
criaturas ciegas y descarnadas?
Tantas veces te nombré y ya no puedo hacerlo.
Porque si te nombro se abre una herida en mi lengua.
Y los muertos ya no hallan su morada.
Y los vivos confunden una chispa
con el resplandor de los sagrados lejanos incendios.
Dolor donde antes no dolía.
Techo donde antes había cielo y bandadas.

©Carlos Barbarito

—–

Sergio Bonzón

Tal vez traiga, luego…

Tal vez traiga, luego, novedad al día,
aunque fuere una mínima hierba,
un dedal oxidado, un carbón de estrella;
ahora es espera, con la puerta entreabierta,
un anhelo de niño por una estrella fugaz
en un cielo nocturno que sólo parece admitir
estrellas fijas. Tal vez traiga un poco de verdor
para las hojas secas que el viento
arrastra y amontona;
bandadas que retornan,
al menos por un día, una hora, un instante
para, con sus innumerables alas,
abrigar la vida mientras el otoño persiste
en su antiguo oficio de convertirse en invierno.

©Carlos Barbarito

——-

¿Y tu rostro? ¿Fruta disputada…?

(Enterado hoy de la muerte de Yves Boneffoy).

¿Y tu rostro? ¿Fruta disputada en el mercado?
¿Alimento para aves rapaces?
¿Milagro de un atardecer con trompetas?
¿Dádiva a las puertas de la tormenta?
¿Espejo donde se miran los viajeros recién arribados del desierto?
¿Cielo caído sobre un suelo pedregoso?
¿Y mi rostro? ¿Lo que traicionaré cuando nada ni nadie me importe?
¿Lo que llevaré como escudo cuando tenga lugar la penúltima batalla?
¿Un grito contra lo oscuro, la ceniza, la especie?
¿Un sólido, asentado silencio, que es muerte en su anverso
y doble muerte en su reverso?

Poemas de Carlos Barbarito

Colagens de: Sergio Bonzón

♦♦♦

Sergio Bonzón e Carlos Barbarito

♦♦♦

Carlos Barbarito (Pergamino, Argentina, 1955). Publicó más de veinte libros de poemas y ensayos sobre artes visuales. Parte de su obra poética fue traducida al portugués, inglés, francés e italiano. Forma parte de un grupo editor que publicará, en breve, un libro sobre vida y obra de la artista Norma Bessouet. En preparación, dos libros de poemas con sendos dibujos de Victor Chab y Sergio Bonzón.

Sergio Bonzón – (Pergamino, Argentina, 1959)
Artista Visual y Gestor Cultural. Trabaja por series, valiéndose para ello de distintos recursos visuales. Instalaciones de pequeño formato, dibujo, pintura, fotografía, grabado o collage.
Integra el colectivo de artistas Itinerancia 6 desde 2013 – Coordinador de Piccolo Spazio Sperimentale desde 2015 a 2018.
En 2019 se sumó al grupo Constructores de Fuego y desde 2020 al colectivo Grabadores Bonaerenses.
Entre otros proyectos en desarrollo, actualmente trabaja en un libro de collages y poemas de Carlos Barbarito.

EDUARDO SANTELLÁN(*)- por Carlos Barbarito

No es la única vez que me sucedió. El hombre –se dice- es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. En mi caso, más de dos veces. Me pasó con Raúl Gustavo Aguirre, con quien mantuve una abundante correspondencia e intercambio de libros durante tres años y, cuando me había decidido a visitarlo a su casa en Olivos, me llegó la noticia de su muerte. Continuar a ler “EDUARDO SANTELLÁN(*)- por Carlos Barbarito”